Deco plusasm Tendencias

Dormir en un museo

asmmagazine
Escrito por asmmagazine
Viajamos hasta el municipio de Priego de Córdoba para conocer el hotel-museo PATRIA CHICA, un establecimiento con mucho encanto que nos invita a hacer un viaje en el tiempo para descubrir un momento cultural irrepetible de la localidad, a través de un precioso edificio de principios del siglo XX. Un recorrido por la historia, la cultura y las costumbres de la Andalucía rural de la época a través de sus estancias y enseres recuperados del Siglo de Oro.

El proyecto de rehabilitación de esta casa-palacio, diseñado y dirigido por el estudio de arquitectura U+G, comenzaba en 2014 a petición de su propietaria, quien quería dotar de una segunda vida a la que había sido la histórica casa de su familia. Este novedoso concepto fue ideado junto al estudio creativo Tannhauser -especializado en el diseño de exposiciones y proyectos culturales- tras una investigación histórica que tomó como punto de partida el periódico decenario PATRIA CHICA, publicado en 1915 por el escritor y poeta Carlos Valverde López, bisabuelo de los actuales propietarios del hotel, y del que toma su nombre.

Tres años fue el tiempo necesario para poner en valor un inmueble singular catalogado con protección integral en pleno centro del municipio, convirtiéndolo en un hotel de cuatro estrellas con quince habitaciones, en el que el estudio U+G ha recuperado elementos arquitectónicos originales (muchos de los cuales habían permanecido ocultos), como suelos de mármol, de barro, losas hidráulicas, techos artesonados, puertas y ventanas, paredes de ladrillo o sótano abovedado, y todo ello dotando al alojamiento de elementos e instalaciones de última generación para el confort de sus huéspedes.


Fotografía: www.hotelpatriachica.com

Esta casa solariega con jardín centenario era el lugar ideal para dar a conocer una época concreta del municipio cordobés y trasladarnos al Priego de 1915, acercándonos a la vida de entonces, sus gentes y su historia. Así, el contenido del Museo se desarrolla a través de sus diferentes estancias, mobiliario antiguo restaurado y objetos de la época.
En el zaguán de entrada dos grandes grafismos del periódico local dan la bienvenida a los visitantes; en la recepción mobiliario actual y elementos históricos se mezclan en un gran ejercicio de creatividad y en los distribuidores sorprenden las ilustraciones en gran formato del pintor Lozano Sidro, impresas en los núcleos de ascensores.


Fotografía: www.hotelpatriachica.com

La Guest Kitchen, ambientada con ilustraciones de la época, cuenta con una exposición de elementos curiosos, como fresquera de alimentos y torno elevador de comidas.

Por su parte, el comedor recuerda a los espacios de tertulia de principios de siglo XX con detalles como siete cuadros del pintor local Lozano Sidro, una pianola perfectamente restaurada (Pianola Baldwin de la Compañía Ellintong CO) y una colección de 75 rollos de partituras originales.

 

Fotografía: M. Navarro

En las habitaciones, la innovación arquitectónica se propone en la forma de entender los baños: un espacio de diseño con grandes bañeras exentas que transmiten ecos de grandezas pasadas y lavabos vistos. El elemento diferenciador es un cubo de cristal vinilado con imágenes de los años veinte que organiza el espacio y distribuye la habitación. Estas “cajas” tienen la doble función de introducir el diseño más contemporáneo en un inmueble catalogado y albergar las máquinas de aire interiores, normalmente ubicadas en falsos techos.

 

Fotografía_ www.hotelpatriachica.com

En los impresionantes patios y el jardín trasero de la casa se realizó una labor de desbroce y mantenimiento y se transformó una antigua piscina en una alberca para refrescar el ambiente y disfrutar del sonido del agua.


Fotografía: M. Navarro

 

Sobre el autor

asmmagazine

asmmagazine

Deja un comentario