6 Razones para implantar un sistema de prevención de riesgos penales en su empresa

Como resultado de la Reforma del Código Penal, en vigor el 1 de julio de 2015, contar o adoptar un programa de prevención de riesgos penales (Compliance) se ha convertido en un mandato legal de cumplimiento obligatorio para cualquier organización. He aquí 5 motivos para no quedarse atrás y sacar máximo provecho de estas medidas.

  1. Según establece el redactado de la Reforma del Código Penal, será obligatorio que las empresas adopten un programa de cumplimiento y un Plan de prevención de riesgos penales. Pero no bastará solamente con la implantación del programa, sino que este deberá ser revisado y modificado periódicamente.
  2. Desde el 1 de julio de 2015 el contar y adoptar con eficacia un programa de Compliance se convierte en un auténtico mandato legal para cualquier organización. Se pasa a considerar a los administradores de una persona jurídica como sujeto activo de cualquier delito imputable a ésta o a sus trabajadores, respondiendo personalmente. En este caso, la empresa y el administrador sólo serán culpables de lesionar un bien jurídico de forma merecedora de pena, ocasionado por cualquier empleado, si está mal organizada para evitar un delito cometido en su estructura. Es decir, que según dispone el artículo 31 bis CP no ha ejercido el debido control efectivo.
  3. El empresariado español tendrá que reaccionar rápidamente en el cumplimiento de la normativa, pues la regulación que entró en vigor el 1 de julio de 2015 es bastante precisa en cuanto a los requerimientos del perfil, funciones y necesidades respecto a la figura del Compliance Officer. De ahí la importancia tanto de contar con perfiles adecuados para la implantación de las políticas de control, así como la obligación de formar permanentemente a los miembros de la organización.

Si bien es habitual que en las pymes las tareas de Compliance sean asumidas por algún directivo, además de sus obligaciones, la posibilidad de externalizar el servicio es la mejor opción. De hecho, la tendencia en los últimos meses es a hacerlo y el proyecto de reforma en España también contempla esta opción dentro de su marco regulatorio.

  1. KPMG, a través del documento El coste del Compliance (2013), afirma que «la industria está invirtiendo fuertemente en Compliance, alcanzando en promedio un 7% de sus costos operacionales totales para hacer frente a las necesidades en tecnología, empleados o estrategia». Añade, además, que 9 de cada 10 gerentes esperan que esa cifra se incremente en los próximos 5 años.

En este sentido, el servicio externalizado para la elaboración del plan de prevención de riesgos penales es la opción más económica para las microempresas y para las pymes.

  1. En suma, la adopción de un programa o cultura de Compliance, si está bien construido y se ha conseguido involucrar a todos los departamentos y miembros que conforman la organización, puede tener efectos beneficiosos en cuanto a la gestión (eficiencia y eficacia), el control (vigilancia y prevención de delitos), cumplimiento normativo, optimización de recursos, comunicación y, por defecto, a nivel presupuestario, ya que variaciones positivas en estos aspectos mencionados, pueden generar una disminución de los costes al mejorar el funcionamiento integral del sistema.
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.