Arquitectura: La transformación perfecta para la casa de la abuela

Una casa abandonada ha sido reinventada en una vivienda en la que modernidad y el diseño de líneas puras se combinan en una experiencia mediterránea única.

Fusionada de forma excelente con el espectacular jardín circundante, esta casa, con más de 500m2 de superficie, se distribuye en tres plantas: un sótano técnico, una zona de día en planta baja y una zona de descanso o noche en la planta superior.

Las tecnologías del S. XXI se introducen y combinan en la vivienda para construir una casa extraordinaria. El uso de nuevos materiales aislantes permite mejorar de forma exponencial la eficiencia energética. La domótica permite controlar la casa mediante un Smartphone y se reutilizan las aguas pluviales para el riego del jardín mediterráneo y el funcionamiento de la piscina.

En el área del salón comedor se introducen unos grandes ventanales que permiten abrir la casa completamente al exterior, sin barreras con el paisaje. La cocina, amplia y funcional, se equipa con las últimas tecnologías y materiales que combinan con los equipos de cocción de gran calidad.

El magnífico porche se convierte en una zona de chill out con iluminación led de cromoterapia, cambiando con los estados de ánimo de los propietarios. La increíble piscina desbordante blanca se comunica con la casa y también es capaz de cambiar el color de sus aguas cristalinas.

La reforma dota a las habitaciones de una estupenda terraza individual sustituyendo la antigua cubierta inclinada por un mirador sin límites visuales rodeado por jardines de grava blanca. La suite principal posee un amplio vestidor propio y una elegante zona de baño- spa, con una impresionante terraza con vistas al mar mediterráneo.

El sótano posee dos grandes plazas de parking, un gimnasio, trastero, instalaciones y una amplia zona de spa en la que olvidarse del mundo exterior.

La piscina que surge del suelo combina el sonido relajante de su cascada de agua con la cromoterapia. El magnífico jardín que rodea la casa combina las especies autóctonas mediterráneas con el espíritu zen japonés, en un equilibrio de tradición y serenidad combinados en la naturaleza como el entorno ideal de la vivienda. El conjunto conforma una impresionante vivienda que ha transformado una casa de la abuela en la casa de una estrella: su propietario.

Fotografía: Simon García | arqfoto · www.arqfoto.com

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.