Bustamante: “Este disco es una vuelta al Bustamante aquel de 19 años”

El artista cántabro nos presenta Héroes en tiempos de guerra, un álbum con nuevas facetas y estilos musicales que David está disfrutando de lo lindo. Con él llega un Bustamante renovado y evolucionado que también mira atrás para ofrecer todo lo que es él en un directo.

¿Qué tal la acogida del disco, David?
Estoy muy contento porque la gente tenía ganas. Después de 3 años sin editar un disco, la acogida ha sido inmejorable. Otra vez, gracias al cariño del público, hemos sido número uno nada más salir. La gente habla de que es mi mejor disco, mi mejor producción, cosa con la que estoy de acuerdo. Es un disco que tenía muchas ganas de hacer, un disco que me divierte… En él vuelvo a la variedad musical, hay música urbana, hay bachata, hay quizomba, boleros… Hay un poco absolutamente de todo. Hay variedad, es lo que soy yo en un directo y el disco en sí ya es un concierto así que me va ayudar mucho de cara al directo.

¿Es por eso que dices que es una vuelta a tus orígenes?
Sin ninguna duda. Venía de hacer un disco que me ha dado muchas alegrías, tanto en España como en México (Amor de los dos, 2016), pero tenía ganas de hacer canciones inéditas, canciones nuevas y creo que es una vuelta al Bustamante aquel de 19 años.

¿Quiénes son para ti esos héroes?
Hay una historia que homenajeamos de forma clara en el videoclip, una historia verídica de unos abuelitos que me marcó: ella tenía alzheimer y necesitaba cuidados, él la iba a visitar todos los días a la residencia y cuando una de las enfermeras le preguntó que por qué iba todos los días si ella ya no sabía quién era, él respondió de la manera más brillante, ‘porque yo sí sé quién es ella’. El videoclip también es un homenaje a esos niños que dan un paso al frente y no se ríen cuando otro está sufriendo bullying porque eso es muy serio y son traumas que se pueden arrastrar de por vida. Para mí, un héroe es también ese que cuando las facturas aprietan abraza a su pareja y le dice ‘tranquilo, saldremos juntos de ésta’. Esos son los héroes sin capa que hacen de éste un mundo mejor. Vivimos tiempos convulsos y necesitamos a gente que no mire para otro lado, sino que tienda una mano. Para ellos, mi homenaje.

FOTOGRAFÍA JAVIER DÍAZ DE LUNA

¿Cuál es el tema más especial para ti?
Si me tengo que quedar con uno quizá sería Uno hecho de dos porque es letra y música mía y además toco un palo que nunca había tocado, el Funky. Pero no. Me quedo con Héroes por su mensaje. Es una de las canciones más comprometidas de mi carrera.

¿Eres tan romántico como las letras de tus canciones?
(Risas). Digamos que soy romántico cuando hay que serlo. Soy romántico, dejémoslo ahí (risas).

¿Es posible ‘Vivir sin miedo’?
Sí y se debe. Sin mirar atrás, aprendiendo de los errores, de los fracasos, disfrutando el presente y afrontando el futuro siempre con mucha positividad porque vida solo hay una. Hay que vivir como si fuera el último día y hay que llegar a la última curva derrapando para poder decir que el viaje ha merecido la pena. Es mi manera de entender la vida.

A parte de los diferentes estilos y géneros que exploras en el disco, ¿qué otras cosas lo diferencian de trabajos anteriores?
Creo que tengo un sonido muy actual, fresco, diferente. Es un disco con muchos matices, tiene muy buena producción y cierto sabor latino, todo mezclado con quién soy yo a la hora de cantar, que creo que es lo que unifica los estilos.

FOTOGRAFÍA JAVIER DÍAZ DE LUNA

¿Cómo te preparas para la intensa gira que se te viene?
Entrenando todos los días. He vuelto a entrenar, he vuelto a tener las ganas, he vuelto a querer… Porque cuando quiero, como dice mi entrenador, no hay quién me pare. Me estoy preparando físicamente para afrontar un show con muchísima energía. Ya este disco tiene mucha energía, pero además voy a coger los éxitos que conoce todo el mundo como Dos hombres y un destino, Devuélveme la vida, El aire que me das, Cobarde o A contracorriente y voy a convertir el show en una gran fiesta, una gran reunión de esa familia que se ha ido formando a lo largo de estos 18 años.

¿Qué tal la experiencia en La Voz?
Increíble, súper divertida. Es un formato que requiere mucho trabajo, pero es súper creativo. Compartir con tantos buenos artistas y amigos es maravilloso.

¿Volver a un concurso televisivo te ha traído recuerdos?
Siempre. Tengo mucha empatía con el que está arriba del escenario porque quieren contar y cantar su historia y tienen poco tiempo. Es complicado porque no pueden pasar todos… Cada vez que los veo actuar, me acuerdo perfectamente de lo que yo sentía y me duelen los riñones de empujar con ellos.

¿Mucha responsabilidad?
Sí, pero yo tengo la parte más dulce porque soy co coach, entonces el marrón se lo van a comer tanto Luis Fonsi como Pablo López (risas).

¡Pero ellos van a tener en cuenta tu opinión!
Sí, pero mi labor ahí es intentar hacer que los concursantes brillen, desde mi experiencia, con mi conocimiento a la hora de hacer arreglos, de encontrar su tono, de hacerles escoger bien la canción… Es muy cómodo porque no soy juez, más bien un compañero.

FOTOGRAFÍA JAVIER DÍAZ DE LUNA

¿Qué tienes en común con Luis Fonsi?
Somos amigos desde hace 18 años. La primera vez que él actuó aquí, hicimos el dueto de Perdóname, una versión del tema de Camilo Sexto, y desde entonces hemos trabajado mucho juntos. Los dos somos muy amantes de la música, muy perfeccionistas a la hora de interpretar las canciones; hablando técnicamente, somos dos tenores que hacen pop latino.

¿Y con Pablo?
¡Es mi hermanito! Lo conozco desde hace 9 años y tuve la suerte de escuchar sus canciones y poder decirle ‘ven, quiero escribir letras contigo’ y nunca más soltarlo de la mano. Somos vecinos y estamos siempre juntos. Orozco, Pablo y yo somos el trío La La La (risas).

¿Después de la tormenta siempre llega la calma?
¿Sabes qué pasa? Que hablaban los demás. Yo nunca me he pronunciado. Y me da mucha rabia que la gente hable de lo que desconoce. Ahora vivo un momento súper dulce, súper tranquilo y espero que siga así mucho tiempo.