Donación de óvulos en reproducción asistida

Las técnicas de reproducción asistida han abierto un mundo de posibilidades para quienes quieren formar una familia.

La donación de óvulos puede definirse como el proceso en el cual una mujer dona voluntariamente y en total anonimato sus óvulos para que, mediante técnicas de reproducción asistida, puedan ayudar a tener hijos a aquellas personas que lo desean.

Si bien, la persona beneficiada goza del derecho de conocer cierta información, no se le permitirá elegir a su donante y por ningún motivo tiene permitido conocer su identidad.

A continuación, abordamos las dudas más comunes que surgen a raíz de este tema.

Requisitos para ser donante de óvulos

Para poder participar en este programa de donación, se debe cumplir con lo siguiente:

  • Tener edad comprendida entre 18 y 35 años, aunque puede variar según el centro de fertilización o de reproducción asistida donde se pretende realizar la donación.
  • Estar en perfecto estado de salud físico y mental. Esto debe estar confirmado rigorosamente por los estudios realizados por la entidad médica, garantizando el resultado positivo y previendo cualquier situación de riesgo futuro.
  • Otros establecidos por la institución que recibirá la donación.

¿Qué pruebas debe realizarse la donante?

Hay varios factores que determinan que una mujer pueda calificar para ser donante de óvulos, y dependen principalmente de su estado físico y psicológico.

Se le deben realizar reconocimientos médicos y estudios completos de fertilidad, ginecológicos, de sangre, entre otros, para con ello descartar cualquier tipo de enfermedad.

Todos estos exámenes deben realizarse de forma gratuita por parte de la institución médica donde se efectuará dicha donación.

¿Existe alguna compensación para la donante?

Aparte de la satisfacción personal que pueda experimentar al ofrecer a otra mujer la oportunidad de ser madre, también existen ciertos beneficios para ella.

Al estar incluida en un programa de donación de reproducción asistida, tiene la posibilidad de conocer por completo su estado de salud mental y físico, a través de todos los estudios y análisis realizados sin costo alguno.

Aunque la ley expresa que el proceso de donación es gratuito, no exime que se le pueda gratificar de alguna forma. Por ello existe la posibilidad de que pueda recibir una compensación de tipo económico, por las posibles molestias que el procedimiento le haya podido causar.

¿La donante puede correr algún riesgo?

Salvo que surja alguna complicación derivada de la estimulación ovárica, es una intervención sencilla y los riesgos para la donante son muy poco probables, aunque es un proceso que puede resultar bastante molesto. En algunos casos (de manera excepcional) se produce el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO), una respuesta exagerada al tratamiento, infecciones o torsión ovárica.

La repetición de la estimulación en las donantes no tendría por qué afectar a su fertilidad en el futuro, salvo que surgiera un problema grave en el proceso del tratamiento, sin embargo, son muy poco frecuentes.

Resultados

Las técnicas de reproducción asistida derivadas de la donación de óvulos, ofrecen una posibilidad de embarazo bastante alta, al proceder estos ovocitos de mujeres jóvenes y sanas.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.