Ledicia Sola: “El mayor premio que me podrían dar es la confianza ciega”

Es de esas actrices que van paso a paso recorriendo su camino en la interpretación sin parar ni un momento, simultaneando televisión, cine y teatro. Nada se le resiste a esta gallega de corazón que brilla dentro y fuera de su tierra. Ahora está sumergida en la nueva apuesta de Telecinco, Vivir sin permiso, en la que da vida a Elisa, la mujer de Mario Mendoza -protagonizado por el actor Álex González-.

En sus más de 20 años de carrera, Ledicia Sola ha participado en series tan conocidas como Seis hermanas, Pazo de familia, Amar es para siempre, Gran reserva, HKM o El comisario. Y no sólo la pequeña pantalla la ha acogido, A Esmorga (Ignacio Vilar), Años después (Laura Gárdos Velo), El patio de mi cárcel (Belén Macías) o Los fenómenos (Alfonso Zarauza) son algunos de los títulos en los que hemos visto a la actriz.
Quienes la conocen y han seguido su carrera saben que tiene muchos registros, pero en esta entrevista encontramos el suyo verdadero.

Ledicia con la nueva apuesta de Telecinco, ‘Vivir sin permiso’, ¿el listón sigue subiendo
Siempre. Esta serie era y es todo un reto. Estamos teniendo la suerte de que el público nos responde y apoya todas las semanas. Cada trabajo es un escalón más. Y por supuesto Elisa lo es. En este caso tenía que contar mucho en muy poco tiempo. Es un personaje sólido y con mucho peso, pero con poca presencia en la serie. Las oportunidades de explicarla están muy contadas.

¿Cómo es Elisa?
Es una mujer diferente. Muy única. Está muy enamorada de Mario (Álex González) y por él sería capaz de hacer cualquier cosa, y cuando digo cualquier cosa, es literal. Hará lo que sea para que Mario consiga sus objetivos. Lo pone por encima de sí misma. Es inteligente, paciente, ambiciosa, reservada, generosa y entregada. Aunque pueda parecer fuerte y fría, la procesión va por dentro y Mario es su debilidad.

Algo más de veinte años de carrera interpretativa, se dice pronto, ¿no?
Se dice pronto, y se vive rápido. Han pasado volando.

¿Qué balance haces de todo este tiempo?
Hago lo que me gusta y vivo de ello. Soy una privilegiada.

¿Qué has transmitido del ADN de Ledicia a Elisa?
Muchas cosas. Yo también soy muy entregada y muy de las que lleva la procesión por dentro. Tengo apariencia de mujer fuerte, como Elisa, y también soy capaz de hacer casi cualquier cosa por amor.

Compartiendo proyecto con José Coronado y Alex González habrá habido anécdotas de todo tipo, ¿te viene alguna a la memoria?
Mi primer día de grabación en la serie los conocí a la vez. Estaba sentada en la caravana de maquillaje, se abrió la puerta y entraron los dos. Se me sentaron uno a cada lado, se presentaron y se miraron entre ellos a través del espejo, conmigo en medio. Ahí me di cuenta de cómo se conocen y lo cómplices que son. Con sólo una mirada. También me di cuenta del carisma que tienen, ambos. Yo creo que ellos ni lo recuerdan, pero fue una aparición estelar. De película. Tengo más anécdotas, pero no todas se pueden contar.

¿Cuál es la cualidad que más ha elogiado un director de ti?
Me dicen que soy muy rápida trabajando. Que entiendo las indicaciones a la primera, que escucho y las hago.

¿Los premios son tan importantes como dicen? ¿Cuál es el mayor que te podrían dar?
Los premios son muy importantes. A nivel profesional suponen un reconocimiento a tu carrera, y a nivel personal funcionan, o al menos en mi caso, como un impulso, una motivación, un cariño recibido que no tiene precio.
El mayor premio que me podrían dar es la confianza ciega. Eso que cuentan de que viene alguien que cree tanto en ti, que se arriesga y te deja hacer algo nuevo, algo diferente. La confianza.

¿Proyectos futuros y confesables?
Estoy escribiendo mi propio espectáculo.

FOTOGRAFÍAS STEPHEN LAMARCHE Y MIGUEL ZARAGOZA

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.