Feng Shui: guía para principiantes

El arte de transformar tu vida a través de la armonía de tu hogar

El año nuevo chino comenzaba en febrero de la mano del signo más humanista del zodiaco asiático, el perro. Un año asociado a la tierra, la cautela y la naturaleza. Toda una declaración de intenciones que enlaza con una de las filosofías más ancestrales de la cultura china, el Feng Shui. Este arte milenario busca fomentar el bienestar y la armonía de las personas con el espacio en el que vive. Ana de Ramón, decoradora y especialista en Feng Shui nos introduce en este arte para ayudarnos a convertir nuestra casa en el lugar donde tomar consciencia de nuestra vida a través del espacio que nos rodea.

Si tu hogar es tu refugio, el santuario donde reflexionas y el templo donde atesoras tus momentos, estás más cerca del Feng Shui de lo que crees. Seguramente habrás oído hablar de esta técnica de introspección que, de forma errónea, se asocia con la magia y el misticismo. Nada más lejos de la realidad. El Feng Shui es el arte de crear espacios saludables para las personas a través de la decoración.

El Feng Shui es una corriente de pensamiento que nos adentra en un proceso de cambio, en la búsqueda de la armonía y en la toma de consciencia de uno mismo y de nuestro espacio.

Es en palabras de especialista en Feng Shui, Ana de Ramón es “un cambio de actitud mágico, pero sin magia”.

Podríamos decir que el Feng Shui es la herramienta más poderosa de la decoración​. Con él se trata de dotar a los espacios de los materiales y las ubicaciones adecuadas para equilibrar nuestras emociones, actitudes y pensamientos.

Al igual que el mindfulness, se consigue gracias a la práctica y el perfeccionamiento de la conciencia o atención plena. Debemos conocer nuestras motivaciones, relaciones y cambios para adaptarlos a nuestro hogar. Y es que como indica la decoradora “n​uestra casa es una extensión de nosotros mismos”.

¿Cuándo recurrir al Feng Shui?

Para Ana de Ramón es necesaria una motivación para crear “un espacio que muestre la correspondencia entre las diferentes áreas de nuestra vida y nuestra casa y que sirva de guía para la toma de decisiones.” ​La decoradora reconoce tres causas por las que es necesario renovar tu hogar a través del Feng Shui:

  • Si te sientes mal en algún aspecto de tu vida trata de analizar los desajustes para poder volver a armonizar tu estado. El Feng Shui te ayudará a hacer que todas las piezas vuelvan a encajar.
  • Si quieres alcanzar un objetivo concreto o deseas mejorar alguna parcela de tu vida. El Feng Shui se convertirá en tu mayor aliado.
  • Aunque no haya un problema concreto, si quieres prevenir y corregir posibles desniveles de energía, puedes utilizar el Feng Shui en tu beneficio.

Organiza tu espacio exterior para reorganizarte por dentro

Con el Feng Shui aparentemente ordenaremos nuestro hogar, pero en realidad iniciamos un camino más profundo que organizará y cambiará nuestro interior. Ana de Ramón nos ofrece alguno de los principales cambios que debemos aplicar a nuestro hogar para iniciarnos en esta técnica.

  • Ordena, limpia y deshecha.​ Es la principal consigna del Feng Shui. El desapego, la organización y la higiene son la base para reorganizar nuestra casa y nuestra vida.
  • Cuida la entrada de tu casa.​ Al igual que tu apariencia, un recibidor amplio y luminoso es la primera imagen de tu hogar. Presta especial atención a la entrada, también llamada “boca de la casa”, para que por ella  entre la energía positiva.
  • Llena de luz tu hogar​. La iluminación es otro de los aspectos vitales del Feng Shui. Los puntos de luz simbolizan el sol, necesario para la vida, y es vital para las emociones y el estado de ánimo de las personas.
  • Busca el equilibrio de materiales.​ La madera, el fuego, el metal, el agua y la tierra son los cinco elementos que deben utilizarse en armonía en el hogar.
  • Da protagonismo a la naturaleza.​ Los materiales nobles y las plantas son la representación natural en el hogar. Además, las plantas son una buena fuente de oxigenación ambiental.

Desde una nueva ubicación de las estancias, o a través de las formas, colores y texturas podemos dar el primer paso para cambiar esos aspectos que también queremos cambiar en nuestro interior.