La Mafia se sienta a la mesa, una cocina de cine

La extraordinaria calidad artística y el resonante éxito de las películas de El Padrino, no sólo establecieron una nueva corriente cinematográfica a la hora de retratar los quehaceres de una organización sinuosa, secretista y de férrea disciplina, que fue objeto de las fantasías morbosas de los espectadores de medio mundo en los años 70. La propuesta cinematográfica de Francis For Copola iluminó, además, a un grupo de jóvenes empresarios aragoneses que, algunas décadas más tarde y atraídos por la espectacular acogida de la adaptación a la gran pantalla de la novela de Mario Puzo, sentaron las bases del ‘modus operandi’ para innovar, emprender y obtener grandes logros en un sector tan complejo como el de la hostelería y la restauración. También se apoyó en algunos viajes que ayudaron a este grupo de aventureros a descubrir la asombrosa y detallista Italia. Su cocina, su impregnación de sabores, olores, colores y texturas.

Así nace La Mafia se sienta a la mesa. O, lo que es lo mismo, una propuesta gastronómica, ambientada en el Mediterráneo que, parafraseando al mismo Vito Corleone, ‘nadie podrá rechazar’. Especializados en gastronomía italomeditarránea, en 15 años esta cadena se ha convertido en un referente del sector de la restauración con 40 restaurantes repartidos estratégicamente por toda la geografía española, en ubicaciones clave de ciudades como Sevilla (Luis de Morales 2, Plaza Duque de la Victoria 11 y Glorieta Fernando Quiñones – Edificio Centris, Local 1 en Tomares), Marbella (Antonio Belón 3), Granada (San Matías 33 y Trajano 4), Málaga (Compañía 5), Córdoba (Avda. Gran Capitán 46) y Palma de Mallorca (Paseo de Mallorca 26).

La Mafia se sienta a la mesa es una apuesta firme por la calidad y la cocina tradicional, basada en la preparación sencilla de recetas propias, elaboradas con ingredientes frescos y referencias de máxima calidad. Cuentan con un obrador propio que hace que sus productos sean únicos. Fabrican sus propias pastas frescas, secas o rellenas, salsas, rellenos de las pastas… Y van más allá con productos importados de Italia, o productos frescos como los tomates de la huerta recogidos en temporada y envasados para ellos… Además de la sensibilidad y la escucha a sus clientes con la elaboración de pasta sin gluten, integral o ecológica.

La cadena también destaca por el mimo a sus clientes -con experiencias sensoriales que enriquecen el disfrute de degustar sus platos- y servicios como la zona infantil Picolinos, menús para grupos y salones privados. Y hay más: la incorporación constante de tecnología para estar a la última, el diseño de su nueva imagen La Mafia 3.0 y la moderna decoración de sus locales han sido claves en el éxito de sus restaurantes.

Otro de los pilares en los que se apoya La Mafia se sienta a la mesa es la innovación constante basada en dos conceptos fundamentales, estar siempre atentos a las tendencias y ser capaces de escuchar a sus clientes para conocer cuáles son sus demandas, experiencias y percepciones. Con la innovación como hilo conductor, la cadena lleva una trayectoria constante en el cambio manteniendo, eso sí, unas raíces y un posicionamiento propio que hacen posible su crecimiento y su buena situación dentro del mundo del casual dining y la restauración organizada.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.