La magia de Colombia

“Colombia es Realismo Mágico” es la máxima que mejor describe los paisajes y las costumbres de los colombianos.  La situación geográfica del país permite a sus visitantes experimentar los climas de las cuatro estaciones durante todo el año, en función del piso térmico en el que se encuentren: desde las nieves perpetuas en lo más alto de las montañas andinas, hasta el clima veraniego al nivel del mar en sus impresionantes playas. Te descubrimos 10 experiencias únicas para vivir Colombia.

 

 

Piso térmico frío (entre 2.000 y 3.000 metros sobre el nivel del mar)

 

Cabalgata hasta el ‘Púlpito del Diablo” en el Parque Nacional Natural Sierra Nevada del Cocuy

Aunque escalar los picos de esta formación montañosa está reservado para montañistas expertos, visitar las faldas de la Sierra está al alcance de cualquier aventurero que quiera disfrutar de la naturaleza.  Combinando una cabalgata de una hora con un recorrido a pie, se pueden apreciar sensacionales vistas del Púlpito del Diablo, un prisma de roca que sobresale 70 metros sobre el hielo.

 

Foto: ProColombia
Foto: ProColombia

Ecoturismo en Chingaza

A sólo 4 horas de Bogotá se encuentra el Parque Natural de Chingaza, en donde se produce el 80% del agua que consume la capital del país, con 8 millones de habitantes. Este parque concentra más de 383 especies de plantas, así como una variedad de fauna que incluye varios animales en peligro de extinción, como el Cóndor de los Andes y el Oso de Anteojos.

 

Una catedral de sal en el centro de la tierra en Zipaquirá

13 millones de personas ya han visitado esta curiosa iglesia subterránea inaugurada en 1995. Exhibe un conjunto de tallas y esculturas de sal, con una iluminación que lo convierte en un lugar único y sobrecogedor.  Muy cerca de aquí, en la Mina de Nemocón, se rodó parte de la recién estrenada película Los 33, producida y protagonizada por Antonio Banderas.

 

Foto: ProColombia
Foto: ProColombia
Piso térmico templado (entre 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar)

 

Aventura en el Valle de Cocora

En el corazón de la zona cafetera está el Valle de Cocora, en donde crece la Palma de Cera, el árbol nacional de Colombia que puede alcanzar hasta 60 metros de altura.  Su espectacular topografía lo ha posicionado como un lugar para hacer ciclomontañismo, tirolina, rafting y kayaking.

 

Foto: ProColombia
Foto: ProColombia

 

Parapente en el Cañón del Chicamocha

El majestuoso cañón del Chicamocha con sus más de 100.000 hectáreas es uno de los más grandes del mundo. Quien no tema a las alturas puede atreverse a un vuelo en parapente para apreciar desde el aire su inmensidad, y los menos osados pueden recorrerlo en un viaje en el teleférico de más de 6 kilómetros.

 

Foto: Colombia Travel
Foto: Colombia Travel

 

Un vistazo al pasado en el Parque Arqueológico de San Agustín

Este parque, declarado Patrimonio de la Humanidad, es una de las necrópolis más grandes del mundo. Se calcula que las imponentes esculturas de hasta siete metros fueron talladas en piedra hace más de 3.000 años y sus autores continúan siendo un enigma que intriga a arqueólogos y visitantes.

 

 

  Piso térmico cálido (hasta 1.000 metros sobre el nivel del mar)

 

Avistamiento de ballenas en la costa del Pacífico

Entre julio y noviembre de cada año, más de 2.000 ballenas jorobadas migran desde el Polo Sur para aparearse y dar a luz frente a la costa pacífica colombiana. Los aletazos, coletazos, saltos e inmersiones de estos gigantes de hasta 15 metros de longitud ofrecen un espectáculo único de la naturaleza.

 

Foto: ProColombia
Foto: ProColombia

 

‘Flotar’ sobre los árboles en el Amazonas

Puentes, pasarelas y plataformas que cuelgan de los árboles revelan una perspectiva diferente de la selva del Amazonas. Desde las alturas es más fácil contemplar las más de 470 especies de aves, como guacamayas y papagayos. En este gran pulmón del mundo también habitan infinidad de reptiles, anfibios y mamíferos tan especiales como el delfín rosado.

 

Sumergirse en el mar de los siete colores

El archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, con sus playas de arena blanca, sus coloridos arrecifes y sus corales rebosantes de vida, son la combinación perfecta para practicar deportes náuticos o bucear. La magia del Caribe se aprecia aquí como en ninguna otra parte de Colombia.

 

Juerga en el Carnaval de Barranquilla

Todos los años Barranquilla se viste de color para un evento cultural y folclórico lleno de diversidad étnica, alegría, baile, música y esparcimiento. Fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, que reconoció el carácter integrador de esta fiesta en la que propios y extraños se vuelven protagonistas, detrás de coloridas máscaras, al ritmo del tambor.

 

 

Foto: Página Oficial Carnaval de Barranquilla
Foto: Página Oficial Carnaval de Barranquilla
No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.