BE PART OF IT, las camisetas solidarias de Daniel Illescas

El influencer promueve una iniciativa que busca recaudar fondos para la construcción de un comedor en África

Una camiseta con un mensaje mágico: orenda. Término suajili que representa la fuerza mística necesaria para cambiar el mundo. Hace unos meses Daniel Illescas hizo un viaje a África de la mano de la Asociación Índigo que le cambió la vida. Ahora su proyecto de voluntariado se convierte en una campaña solidaria de venta de camisetas online creada por el propio modelo.

Gracias a la iniciativa Be Part of It -nombre con el que Illescas ha bautizado esta acción- se promoverá la  construcción  de una cocina y almacén bajo techo para mejorar las condiciones de vida y el  día a día de una  comunidad de niños y niñas huérfanos. El cien por cien de las ventas de las camisetas, que son unisex y tienen un precio de 15€, se destinarán a la Asociación Índigo.

Rostros famosos como el presentador y actor Santi Millán o los influencers Dulceida, Marta Lozano, Pelayo Díaz y María Pombo se han sumado a la llamada de Daniel desde sus perfiles en las redes sociales. Y es que a Illescas , modelo profesional e influencer con más de 440.000 seguidores en Instagram, su experiencia en Kenia le transformó: “Cuando viajé a isla Mfangano, situada en la parte oriental del lago Victoria, mi objetivo era descubrir una realidad diferente y conocerme un poco más a mí mismo. La idea inicial era vivir unos días sin cámaras, sin filtros y sin K’s”.

El día a día resultó difícil e incómodo: “Por ejemplo, nuestra ducha por la mañana consistía en asearnos en un lago lleno de rocas y bichos. Buscar wiifi era un show, cada vez que queríamos subir un video a Youtube o fotos a Instagram teníamos que caminar 20 minutos y subirnos a una roca, pero era la única manera de difundir y hacer partícipe a la gente de nuestra aventura”.

Pero fue una tarde de lluvia la que lo cambió todo: “Descubrí que en esta isla cocinan al aire libre, por lo que cuando llueve, los niños se van a dormir sin cenar. Estos niños viven en una situación complicada y a pesar de todas las carencias, son los más alegres, simpáticos y agradecidos que he conocido en mi vida”.

Fue entonces cuando Daniel se dio cuenta de que su papel de influencer era mucho más que tomar selfies y promocionar marcas: “Podía sacar provecho de mi situación para influenciar de forma verdadera e incitar a mis seguidores a cambiar las cosas. Así que tenía la fórmula perfecta para lograr los 15.000 euros necesarios para construir una cocina y comedor a cubierto, en la que la lluvia dejara de ser una excusa para que los niños se fueran a dormir sin haber cenado. La solución era apoyarme en mis seguidores”.

Daniel Illescas ha compartido todas estas vivencias en su canal de Youtube. Vídeos que también pueden verse en su perfil de Instagram y que son el testimonio de este gran proyecto que no ha hecho nada más que empezar.