Estas son las intervenciones de cirugía plástica más demandadas

Lograr la armonía corporal, frenar los signos del paso del tiempo o reparar algún tipo de lesión. Sea cual sea el fin, en nuestro país se realizan cerca de 400.000 intervenciones de cirugía estética al año, según estimaciones de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), una asociación de cirujanos titulados oficialmente.

Si quisiéramos establecer un ranking, las cirugías que ocuparían el primer y segundo puesto serían el aumento de mamas y la liposucción, respectivamente. En tercer lugar encontraríamos la reducción de mamas, una tendencia cada día más al alza en lo que a operación de senos se refiere debido a motivos clínicos como el dolor de espalda o como respuesta a los cánones de belleza actuales, que tienden a tamaños menores del pecho femenino. En cuarto lugar, la intervención que combina el aumento y la elevación de mamas, seguida por la abdominoplastia y los rellenos con grasa autóloga, es decir, grasa que se extrae de una parte del cuerpo del paciente para infiltrarla en otra y corregir arrugas, contornos o deformidades.

Por sexos, el 83,4% de las intervenciones se practican a mujeres y el 16,6%, a hombres. Aquí, la Doctora en Medicina y Cirugía Carmen Iglesias, jefe de sección de Cirugía Plástica en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitario La Paz y vocal de comunicación y redes sociales de la SECPRE, destaca que “los hombres se operan cada vez más”, ya que hace cinco años representaban solo el 12,2% del total. La Doctora Iglesias señala también que la franja de edad que más requiere cirugía estética es entre los 30 y los 45 años, con un 37,3% del total de intervenciones.

En cuanto a las cirugías más demandadas, ellas se someten más al aumento de senos, a la liposucción, a la reducción mamaria o a la combinación de aumento y elevación de mamas. Mientras, las más realizadas en pacientes masculinos las encabezaría la ginecomastia, que se trata de la reducción o extirpación de las glándulas mamarias en el varón, seguida de la liposucción, la cirugía de nariz o rinoplastia, la de los párpados o blefaroplastia y la cirugía de las orejas y otoplastia.

La vocal de comunicación de SECPRE explica además que, teniendo en cuenta que “la cirugía estética es muy segura y las novedades van evolucionando poco a poco”, han ido progresando “las técnicas de liposucción, el aumento mamario sin prótesis, los refinamientos en la cirugía de la rinoplastia y en la realización de liftings”.

Por último, la Doctora introduce algunos de los criterios que debe tener en cuenta un paciente a la hora de elegir un profesional o un centro para realizarse una intervención de cirugía plástica o estética. En primer lugar, se debe verificar que el profesional esté adecuadamente capacitado y cualificado, atendiendo al registro de la SECPRE o de la Organización Médica Colegial de España. La segunda parte es verificar que el centro en el que se realizan las intervenciones tiene los permisos adecuados y obligatorios de la Comunidad Autónoma correspondiente, los cuales deben visualizarse en las consultas.

Además, en caso de que el paciente se realice cualquier técnica o intervención quirúrgica, el equipo médico debe solicitarle un consentimiento informado donde se le explicará la técnica y los riesgos que ésta conlleva y que el paciente deberá firmar solo después de haber entendido todo correctamente. Si el procedimiento requiere el uso de cualquier tipo de material (prótesis, rellenos…) se deberán solicitar los códigos de barras y la información del mismo, siendo importante conservarlos en el tiempo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.