Manicura: puesta a punto para el invierno

Con estos colores y tratamientos tus manos estarán perfectas y cuidadas durante los meses más fríos del año.

Si este verano las manicuras multicolor inundaban las redes sociales en su versión en tonos pastel, la tendencia se mantiene para los meses más fríos, esta vez en tonos tierra, grises o burdeos. Pero, si hay un color que reinará por encima de todos, en los centros Twenty lo tienen claro: será el negro. Ya sea en brillo, mate o con nail art, es uno de los colores más elegantes, combina prácticamente con todo y queda perfecto tanto para looks de oficina como para esos eventos con un dress code más exigente.

Para no cometer ningún error a la hora de vestir tus uñas de negro, Andrés Martín, brand manager de la firma norteamericana Orly, advierte que “conviene dar siempre dos capas y, al final, aplicar un buen top coat para un brillo mayor, ya que este color tiende a opacar la luz”. Además, antes de empezar la manicura, “una base que proteja la uña es lo mejor, habiéndolas cortado y redondeado previamente, pues es la manera en que mejor lucen las uñas de color negro”.

Otra de las tendencias de esta temporada llega de la mano de Mavala. La firma suiza presenta Color Club, una colección de esmaltes inspirada en la extravagancia, los colores atrevidos y los brillos deslumbrantes de las pasarelas. Seis tonos que se acercan al rock y al punk, siempre con un toque de glamur, como su Purple Dynamite, un lila suave pero intenso, o Fuchsia Wave, un rosa vivo y atrevido.

Por último, para que tus manos no sufran con la llegada de los meses más fríos, la manicura Waterless Spa de Deborah Lippmann. Completo tratamiento de 11 pasos, entre los que destacan el limado de las uñas con una lima hecha de papel reciclado (que te podrás llevar a casa), la retirada de cutículas y piel muerta y una exfoliación que, además, hidrata la piel. No utiliza agua y podrás esmaltar tus uñas con las lacas más reconocidas de Estados Unidos. Todos los esmaltes y tratamientos están enriquecidos para fortalecer, hidratar, promover el crecimiento y prevenir la formación de estrías, por lo que, además de una manicura perfecta, darás a tus manos el cuidado que necesitan. La duración de esta manicura es de entre 45 minutos y una hora, y su precio 37€. Podrás realizarla en el Spa de Deborah Lippman en Madrid, en la calle Almirante, 28.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.