Miguel Poveda

005

 

002

 

001

 

El artista vuelve a la primera línea del panorama musical con Poemas y sonetos para la libertad, un disco lleno de magia y poesía que el cantaor paseará por los principales escenarios españoles hasta final de año. Así que como él mismo dice, “este verano, moreno de prueba de sonido”.

Coqueto, agradable y bastante tímido, Miguel Poveda nos abrió las puertas de su corazón para hablarnos de mucho más que de música.

Miguel, ¿ahora te sientes más libre que nunca?

Sí, por fin. Creo que es por la edad, por mi recorrido… Yo empecé en una escuela de música en Barcelona en la que convivía con músicos de todos los estilos y había un espíritu muy libre. También el hecho de haber tenido como referentes a Enrique Morente, Carmen Linares, al Lebrijano, Camarón o Paco de Lucía me ha hecho tener una filosofía libre del arte; sí es cierto que empezando tan joven en un mundo tan difícil como es el flamenco, uno quiere que lo reconozcan en el mundo del flamenco tradicional. Cuando van pasando los años y los proyectos y las historias te importan tanto, no te queda más remedio que dejar abierta la puerta de la libertad para hacer lo que te piden las entrañas. Y si me equivoco, pues me equivoco. Hay muchas cosas que se van superando con la edad.

¿Qué es la libertad para ti?

La libertad es algo fundamental para el ser humano para poder expresar sus sentimientos, sus inquietudes, sus quejas… La libertad es poder pensar y decidir… Hay que tener libertad para poder hacer lo que tu corazón dicte, siempre con el riesgo de equivocarte, pero es algo muy bonito.

¿Cómo surgió la idea de este trabajo? Fue una idea de Pedro Guerra. Lo tenía en mente para él. Yo estaba preparando mi disco arteSano y él junto con el poeta granadino Luis García Montero estaba haciendo una selección de sonetos y poemas para que Pedro los grabara. Yo ya había trabajado con Pedro Guerra alguna vez; él me mandó un soneto y me dijo que si quería podía pasarme más. A mí me encantó y le pedí que me los enviara. Entonces recibí El poeta pide a su amor que le escriba de Federico García Lorca con música suya; tanto me gustó que empecé a incorporarlo a mis directos. Poco a poco, me fui dando cuenta de que quería hacer un trabajo completo para cantar a distintos poetas.

¿Cómo has conseguido hacer tuyo cada poema?

Yo hago mío todo lo que canto, con el tiempo vas adquiriendo tu sello, tu propia forma de cantar. Además las temáticas que se han tratado me son tan afines… El amor, el desamor, la crítica social, el cantar a Enrique Morente… Cuando el tema te es cercano es fácil hacerlo tuyo. Además en este disco he hecho también música, cosa que no hago habitualmente, es una aportación muy personal.

¿Dirías que es tu disco arriesgado?

En realidad tengo muchos arriesgados porque un disco en catalán es tela, eh? (risas) O un trabajo cantándole a Alberti y los poemas del exilio con música de orquesta y una composición muy vanguardista también era arriesgado. Hacer un disco de flamenco, también es arriesgado! (risas). Yo hago lo que me gusta, aunque pueda no gustarle a todo el mundo. Es el riesgo que corro porque de otra forma no sería yo, no me sentiría honesto con el arte. Este trabajo es arriesgado porque ha dado un paso más a nivel musical: hay un sonido mucho más popero, rockero en alguna ocasión, un sonido de canción melódica, pero también hay una batería por seguirilla emulando a ese soneto de Enrique Morente recitado por Sabina en un compás de seguirilla…

¿Por qué elegiste Guerra A La Guerra Por La Guerra (de Alberti) para el primer single?

Me apetecía salir con algo contundente, reivindicativo, que estuviera acorde con los tiempos que vivimos. Este tema es una denuncia a la guerra con un tono irónico, una denuncia a las muertes absurdas, que busca que el ser humano tome conciencia. El arreglo musical tiene muchísima fuerza y no deja indiferente.

Su presentación fue a lo grande. ¿Qué significó para ti cantar en gala de los Goya?

Mucho compromiso, mucho riesgo también. Contento por un lado por presentarlo en un lugar donde había tantas estrellas y tantas emociones concentradas, y yo ahí en medio, cantando poemas (risas). Fue una experiencia bonita, pero yo realmente disfruto cantando en directo. El no poder hacerlo en la gala fue lo que menos me gustó, pero bueno, hice lo que pude (risas).

Una gala con un marcado acento andaluz… ¿Qué vínculos tienes con esta comunidad?

Imagínate, llevo trece años viviendo aquí! Está mi casa, mi hogar… En Sevilla vive lo más preciado que yo tengo que es mi madre, y por supuesto mi padre, que murió en Sevilla y sus cenizas están en un árbol al lado del Puente de Triana; tuve el honor de que me hicieran hijo adoptivo de esta ciudad y su provincia y me concedieron la medalla de Andalucía, o sea, que soy andaluz por los cuatro costados. Además llevo cantando música andaluza toda mi vida. Aunque también tengo que decirte que soy muy catalán y no lo digo por quedar bien con Cataluña, yo no tengo pelos en lengua!

Se ha dicho que tu pajarita fue la más estilosa de la noche, ¿quién la firmaba?

¿En serio? No lo había leído (risas). Es una pajarita de terciopelo de Hugo Boss que compré en Barcelona, me encanta porque al ser más grande de lo normal, es un poco más atrevida.

¿Hasta qué punto te interesa la moda?

Me gusta cuidar mi vestimenta en el escenario, es algo que no había hecho nunca, o al menos durante los primeros años. Quizá no era tan conocido y le prestaba toda la atención a la música. Ahora sigo prestándole muchísima atención, pero soy muy coqueto y no me gusta verme mal, aunque después cantando uno se pone horrible… (Risas). Me gusta vestir mi música de gala.

Miguel, ¿cuándo llegará tu “Ángel”?

Uy está ya a puntito. En teoría, el 30 de abril. Pero eso no es matemático. En los últimos meses tengo ya un pellizquito… Ha sido un proceso, duro, distinto, pero lo he vivido con muchísima ilusión. Según se va acercando el momento, siento que es como una bola que viene corriendo detrás de mí (risas). Espero que todo salga bien. Yo trataré de hacerlo lo mejor posible.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.