Presume de cuerpazo este verano

Si eres como la mayoría de los mortales, seguramente tengas una lista interminable de must-do’s antes de exponerte con esos pelos (corporales incluidos), manos y pies deshidratados y descuidados, un rostro apagado, acartonado y envejecido y esos kilos de más que, por mucho que te hayas cuidado, se han instalado sin piedad a lo largo y ancho de tu persona.

SculpSure es la primera tecnología láser no invasiva para reducir y remodelar el contorno corporal. Se trata de un láser de diodo, el primero del mundo aprobado por la FDA para tratamientos de lipólisis no invasiva, que permite eliminar la grasa localizada y persistente en flancoscartucherasabdomenespalda, cara interna y externa de los muslos y papada, en hombres y mujeres, en sesiones de 25 minutos por zona y sin tiempo de recuperación

Posicionado como uno de los tratamientos líderes en remodelación corporal entre las celebritiesSculpSure sustituye con éxito a otros tratamientos más agresivos, obteniendo resultados garantizados en poco tiempo. “En pocas palabras, es la forma más eficaz y completa de remodelar tu cuerpo sin necesidad de pasar por el quirófano, y sin tiempo de recuperación”, declaran responsables de la firma. 

“Dado que los aplicadores que se colocan sobre la zona a tratar no funcionan haciendo vacío, SculpSure puede usarse en prácticamente cualquier zona del cuerpo, no solo en aquellas donde es más notable la grasa acumulada. Un tratamiento que, además, puede aplicarse en todos los fototipos de piel”.

¿CÓMO FUNCIONA?

SculpSure destruye los adipocitos (células que almacenan grasa), gracias al calentamiento local a nivel subcutáneo, manteniendo una temperatura de entre 42 y 47º centígrados. “Es la primera técnica no invasiva que destruye los adipocitos, ya que causa daños en la membrana de estas células grasas que llevan a su disrrupción. La grasa se elimina a través de la absorción en el sistema linfático y diversas rutas metabólicas”. Como media se pierden unos 3-4 centímetros de contorno tras 3 sesiones, en intervalos de 3-6 semanas. 

El proceso es muy sencillo: se colocan los aplicadores de contorno sobre la piel con la ayuda de un cinturón. A continuación, se seleccionan los parámetros personalizados y adaptados a cada paciente y se aplica el láser durante 25 minutos. Mientras, el paciente puede relajarse, leer o utilizar el móvil. El tratamiento no tiene efectos secundarios ni tiempo de recuperación, lo que permite hacer vida normal inmediatamente después.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.