Rememoramos un clásico

Peugeot celebra el 75 aniversario del emblemático 402

Corría la prominente década de los años 30, época dorada de todo lo que provenía de Estados Unidos, y las corrientes artísticas no iban a ser menos. El Streamline Moderne (o estilo aerodinámico) triunfaba en todo el mundo gracias a su apogeo en 1937. Líneas Art Decó horizontales largas, curvas, elementos náuticos como barandas y ventanas de portillo… Fue el Peugeot 402 quien consiguió implantar este estilo en Europa, dejando un legado  que está más de moda que nunca.


Peugeot 402

El 402 tenía una similitud muy acentuada con los modelos de las marcas americanas que triunfaban por entonces, pero se adelantaba al futuro diseño de los vehículos producidos a partir de ese momento con sus faros integrados en la calandra, tanto delante como detrás. Un nuevo movimiento artístico en el mundo de la automoción denominado Fuseau Sochaux.

Pero si por algo se recuerda al Peugeot 402 es por su versión descapotable, el 402 Eclipse. Peugeot fue pionero en construir un techo de chapa de acero descapotable y escamoteable en el maletero posterior de un automóvil.


Peugeot 402 modelo Darl’mat
Peugeot 402 modelo Darl’mat

Además, el Peugeot 402 también fue muy famoso por su versión de carreras: el 402 Darl’mat. Su nombre lo hereda de Émile Darl’mat, un empresario amante de la marca del león que poseía una de las concesiones más importantes de París y que fue el precursor no solo de esta versión racing, sino también de la descapotable.

Este modelo se dejó de fabricar en 1942 debido a que los gastos militares de la II Guerra Mundial acabaron con la inversión civil , y hoy, en su 75 aniversario, nos acordamos del que fue un modelo único.