Rico y saludable (y sí, es un helado)

¿Te gustaría sorprender a tus invitados con un postre original y saludable? Estás de suerte. Nos ponemos manos a la obra para preparar helado de aceite de oliva con sirope de fresas, una receta deliciosa a base de productos naturales.
Ahora que todavía hace calor, apetece tomar cosas fresquitas, así que el helado es una buena opción para refrescarnos el día, y si además aporta propiedades beneficiosas, tanto mejor. El secreto está en el empleo de fresas naturales y aceite de oliva virgen extra en su elaboración, algo con lo que sin duda también lograremos ese toque de originalidad que siempre buscamos en la cocina.
Esto es así porque tanto el AOVE como las fresas contienen una gran cantidad de antioxidantes que favorecen el desarrollo de las células e impiden su envejecimiento.
Ficha los ingredientes y el paso a paso y ten en cuenta que para la elaboración del helado utilizaremos el aceite de Olivos Centenarios de ÁGURA por ser suave, dulce, porque no amarga y tiene mucho aroma y notas a fruta como la manzana y el plátano.

Ingredientes para el helado
450 ml de leche
50 ml de nata
100 gr de azúcar y 2 cucharadas de azúcar.
4 yemas de huevo
60 ml de aove Olivos Centenarios Águra.
Una pizca de sal
Ingredientes para el sirope de fresa
100 gr de fresas
100 gr de azúcar

Preparación del helado de aceite de oliva
Batir las yemas de huevo con las dos cucharadas de azúcar hasta conseguir una masa espesa de color pálido. Poner la leche, el resto del azúcar, la nata y la sal en un cazo y calentar a fuego lento (es importante que no hierva para que no se corte la lecha) sin dejar de remover.
Añadir la mezcla de la yema con el azúcar, calentar lentamente, y cuando esté bien mezclado retirar del fuego para dejar enfriar.
Verter la mezcla en un bol pasándola previamente por un colador.
Añadir el aceite de oliva de Olivos Centenarios sin dejar de remover hasta conseguir una textura homogénea.
Congelar la crema resultante durante 4 horas en el congelador, cada 45 minutos batir para romper los cristales de hielo y volver a congelar.
Antes de tomar, dejar atemperar un rato para conseguir una crema suave.

Preparación del sirope de fresas
Lavar y cortar las fresas en trozos. Mezclar con el azúcar y dejar macerar durante un par de horas en la nevera.
Una vez transcurrido este tiempo, poner en un cazo a fuego medio removiendo poco a poco, dejar cocer durante 45 minutos.
Batir con la batidora y dejar enfriar.
Se puede colar para quitarle las pepitas de las fresas, aunque también quedan muy decorativas en el plato.
Dejar enfriar en la nevera hasta que vayamos a servir el helado de aceite y se lo echemos por encima.
Si  te gustan más los platos salados, puedes optar por añadir el helado de aceite a ensaladas o sopas frías como el gazpacho. El resultado te encantará.
Artículo patrocinado por Águra.