Un empresario español recorre 200km de travesía polar para recaudar fondos en favor de las enfermedades raras

Rubén López, CEO de la Foundation Invencible, ha culminado su ‘imposible’ solidario en favor de la Fundación Columbus

‘Hacer de lo imposible algo cotidiano’ es la frase con la que Rubén López, CEO de Foundation Invencible, decidió arrancar un proyecto solidario dedicado a recaudar fondos y dar visibilidad a distintas organizaciones sociales por medio de una serie de retos deportivos.

Después de haber nadado 20km en el Triángulo de las Bermudas, recorrer durante 7 días 280 km en el desierto de Atacama, remar 355km en el Amazonas o subir 3 veces en cinco días la montaña más alta de Africa (Kilimanjaro 5895m), el CEO de la Fundación Invencible Rubén López culminó la semana pasada el séptimo de los 9 retos que presentó a inicio de junio de 2018 y que le llevará a mediados de mayo a coronar el Everest sin oxígeno.

En esta ocasión, Rubén ha superado un reto que consistía en recorrer una travesía de 200Km en el Círculo Polar Ártico (con temperaturas de hasta -32º), tirando de su propio trineo de 50 kilos de peso y llegando al punto inicial de la ruta en menos de cinco días. El objetivo se ha alcanzado en 117 horas y 34 minutos. Le ha acompañado el ex ciclista Pedro Delgado, ganador del tour de Francia y dos vueltas a España, para quien la hazaña “ha sido muy dura, física y mentalmente. No pensé que fuera así de complicado antes de realizarlo. Mi más sincera felicitación a Rubén por su fuerza tanto física como mental para superar todos sus retos imposibles”, ha declarado al finalizar el reto.

En esta ocasión, los beneficios obtenidos mediante la acción se destinarán a la Fundación Columbus, dedicada a salvar la vida de niños con cáncer y enfermedades raras, impulsando la innovación científica española y facilitando el acceso a las terapias más avanzadas a las personas más necesitadas a fin de que logren una mejor esperanza y calidad de vida. Damià Tormo, presidente de esta fundación, también ha estado presente en algunas etapas de la travesía.

López está “muy feliz de haber conseguido culminar con éxito el récord. Es uno de los retos más complicados que he realizado. El frío y las bajas temperaturas lo engrandecen mucho más y caminar y correr durante 200 km sin la ayuda de esquís ni raquetas es muy muy duro.” por lo que ha afirmado que está “feliz de seguir ayudando desde Foundation Invencible a otras fundaciones que hacen de este mundo un lugar mejor”.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.