Todo lo que el yoga facial puede hacer por tu piel

El rostro es una de las zonas del cuerpo donde se acumula más tensión, dando como resultado la (temible) aparición de arrugas prematuras y los signos de cansancio. El yoga facial es una buena técnica para devolver al rostro la vitalidad perdida. Es sencillo y lo puedes hacer en casa.

El yoga facial consiste en una serie de movimientos donde se ejercitan aproximadamente 50 músculos de la cara para combatir la flacidez, eliminar las arrugas y ganar expresividad. Aunque algunos resultados se puedan apreciar de inmediato, a las cuatro semanas es cuando se asegura una mejora notable. Muchas son las celebrities que en los últimos tiempos han caído rendidas a los beneficios del yoga facial. Meghan Markle, por ejemplo, confesó durante una entrevista que fue su facialista la que la introdujo en esta práctica para ejercitar su rostro y prevenir la formación de arrugas.

Entre los muchos beneficios del yoga facial cabe destacar que mejora la circulación sanguínea, acelera el metabolismo y oxigena la piel, aportando un color saludable. De esta manera se consigue un brillo rosado y una piel limpia, con menos toxinas y mayor capacidad para absorber la humedad, debido a la oxigenación de las células de la piel. A largo plazo se pueden notar otros beneficios: flexibilidad y tonicidad en la piel por la estimulación de producción de colágeno y elastina en la capa intermedia de la epidermis.

Ponte manos a la obra con estos ejercicios básicos con intervalos de descanso de 10-15 segundos:

Para fortalecer la frente:
Coloca los dedos índice justo por encima de cada ojo. Aplicando presión con los dedos, levanta las cejas como si hicieras un gesto de sorpresa, y luego bájalas. Realiza diez repeticiones.

Para fortalecer los labios:
Coloca los labios juntos hacia delante, simulando que vas a dar un beso. Mueve los labios hacia el interior de la boca, apretándolos en una fina línea. Ejerce presión con los dientes y relájate.

Para fortalecer los laterales externos e inferiores de los ojos:
Simula unas gafas con los dedos, apoyándote en los párpados. Coloca los codos ligeramente hacia atrás. Cierra los ojos a la vez que “abres” las gafas con los dedos índice y pulgar.

Para fortalecer el cuello:
Inclina la cabeza hacia atrás, traga saliva y presiona el paladar con la punta de la lengua. Gira la cabeza hacia la derecha y traga saliva, sin forzar el movimiento. Gira la cabeza hacia la izquierda y traga saliva, sin forzar el movimiento. Realiza cinco repeticiones.

Para fortalecer las mejillas:
Presiona las mejillas con los dedos índice, corazón y anular. Mientras ejerces presión, sonríe lo máximo posible.

Te recomendamos combinar esta rutina de yoga facial con las bebidas de belleza Beauty & Go, que aportan vitaminas y minerales, contribuyendo a aportar al organismo los bioactivos necesarios para alcanzar las cantidades diarias recomendadas. Sus activos cosméticos contribuyen de forma decisiva a alcanzar la ‘belleza desde el interior’.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.