Belleza

Entrevista: Gisela Gil, creadora del método Cosmética Emocional®

Como técnico de laboratorio desarrolló su trabajo en grandes laboratorios farmacéuticos durante más de quince años, hasta que en 2010, debido a circunstancias personales, se metió de lleno en el mundo de las terapias integrativas, centrando su interés en la cosmética aplicada al terreno emocional. Su descubrimiento fue que la piel rejuvenece notablemente, mejorando su aspecto y calidad cuando a los tratamientos cosméticos se le añade el cuidado emocional.

Elegancia, glamour, color y diseño

La nueva colección de fiesta de Victoria García está inspirada en el célebre cantero y arquitecto Don Andrés de Vandelvira, quien diseñó y construyó algunos de los más célebres e importantes monumentos de Úbeda y Baeza, entre otros muchos.

Abre la boca y llénate de salud y belleza

Los complementos por vía oral para cuidar nuestra salud y nuestra belleza han llegado para quedarse. El abanico es tan amplio como atrayente, cubre muchos tipos de necesidades y cada día hay más personas que los toman: aquellos que quieren ir más lejos a la hora de cuidarse, los perezosos que buscan tranquilizar su conciencia, los que tienen un problema puntual y confían en la parte más natural de este tipo de producto…

Rejuvenece tu mirada 10 años

Los años no pasan en balde para nadie. El envejecimiento hace que muchas veces nos sobre piel en el parpado superior o que las bolsas grasas se prolapsen y estén abombadas. Normalmente, en el párpado inferior aparecen las típicas bolsas que dan un aspecto de persona cansada, y también puede haber un exceso de piel. En otros casos, los surcos intraorbitarios (los que están debajo de los ojos) están muy hundidos. Pero tranquilos, con la técnica de la blefaroplastia se puede extirpar la piel que sobra, la bolsa que proyecta demasiado… de forma sencilla.

Cómo conseguir unas piernas increíbles en 3, 2, 1…

Las piernas son una de las partes corporales que más malestar ocasionan a las mujeres por aspectos estéticos: su forma, su tamaño, su color, su textura o sus marcas, forman parte de las autocríticas más comunes. Sobre todo, de cara al buen tiempo, cuando apetece lucir vestidos, pantalones cortos y faldas.